El Barranco de Los Gomeros se configura como uno de los poblados aborigen en cuevas de mayor envergadura de la Isla. El centro neurálgico del conjunto arqueológico se sitúa principalmente en un recodo, a modo de meandro, del tramo medio del Barranco de Los Gomeros-Las Palomas en el barrio del El Jesús, del Término Municipal de Tijarafe.

Dicha zona está atravesada por la carretera que une los barrios de El Jesús y La Punta de Tijarafe por la costa, en el tramo conocido como Las Mejoras o La Capellanía.

yacimiento_los_gomeros_2

Gran riqueza patrimonial

La zona delimitada como Bien de Interés Cultural alberga un importante conjunto arqueológico de los más sobresalientes de la isla de La Palma, tanto por la existencia de una gran cantidad de cuevas de habitación, muchas de las cuales poseen una estratigrafía de gran espesor, así como por la concentración de cavidades de proporciones muy grandes.

El mayor número de yacimientos lo encontramos en el tramo medio del Barranco de Los Gomeros, a ambos lados de la carretera, aunque la concentración de yacimientos más importante se encuentra en su margen derecha. Todos los factores anteriormente reseñados convierten a este poblado de cueva, sin ningún género de dudas, en el más interesante de la etapa aborigen de La Palma.

Una dilatada presencia humana

Esta Zona Arqueológica constituye uno de los mejores ejemplos sobre el hábitat característico de la cultura benahoarita. El poblado delimitado dentro del Bien de Interés Cultural, cuenta con 39 cuevas naturales de habitación. Además, en tres de ellas aparecieron algunos restos humanos que indican que también serían utilizadas como cuevas sepulcrales en algún momento de su ocupación. Los materiales arqueológicos superficiales documentados en los trabajos de prospección revelan la existencia de un amplio abanico de material arqueológico, destacando los fragmentos de cerámica de todas las fases, lo cual indica que este lugar estuvo ocupado por los aborígenes por un lapso de tiempo muy largo (unos 2.000 años), que abarca desde el mismo momento de su arribada a la isla hasta finales del siglo XV.

A la cerámica debemos añadir abundantes piezas líticas de basalto gris, basalto poroso, basalto vítreo, obsidiana, etc. Los fragmentos óseos nos señalan que la cabaña ganadera estaba compuesta por rebaños mixtos de cabras, ovejas y cochinos. Asimismo, el aprovechamiento de los recursos alimenticios debió ser bastante frecuente, tal y como indican las abundantes conchas de lapas, burgados y restos de peces.

yacimiento_los_gomeros_3
localizacin-bic
BIC del Barranco de los Gomeros, Tijarafe, La Palma

Por otro lado, los contenidos etnográficos los encontramos en muchos casos superpuestos o compartiendo los propios yacimientos arqueológicos, generalmente en forma de reutilización de las cuevas de habitación aborígenes. Sobre el resalte rocoso del saliente del barranco situado en la margen derecha, y que limita el conjunto al Oeste, se sitúa un interesante conjunto etnográfico constituido por una era, un corral y el pajero con grabados cruciformes de época histórica. Destaca, por su factura y excepcional detalle, la representación de un naviforme, un barco de época histórica que aparece grabado en uno de los bloques del pajero. Dependiendo de la hora del día y de la inclinación de los rayos del sol, es posible apreciar motivos como los mástiles, la escalera o la pequeña barcaza que aparece en su costado.

Declaración como BIC: Decreto 29/2015, de 19 de marzo, por el que se declara Bien de Interés Cultural, con categoría de Zona Arqueológica, “El Barranco de Los Gomeros”: https://goo.gl/rbXi7J

barco_tijarafe